¿QUIENES PIENSAN MAL DE SÍ MISMOS Y NO LO SABÍAN? (Lea la reflexión completa).

Una de las cosas que más llama la atención de las personas, es esa facilidad extraordinaria para contradecir lo que dice respecto con lo que hace. Y esto no es invento mio, lo escucho casi a diario, es decir, una persona ya sea hombre o mujer siempre aspira a tener una buena pareja, ¿Y quien no? Deseamos tener una persona que tenga valores, virtudes y pocos o casi nada de defectos principalmente en su personalidad y tal vez también en su físico, sin importar si nosotros estamos a la altura de ellos, como para pretender una pareja de esas características. También aspiramos a tener un buen trabajo, donde trabajemos poco, cómodos y se nos pague muy bien, sin importar también si nosotros contamos con las capacidades intelectuales y personales o no, para pretender tal cargo laboral, lo mismo pasa cuando nos quejamos de nuestros padres y muchas veces nosotros dejamos mucho que desear como hijos y ni hablar cuando se pretende tener un excelente cuerpo y vida sana pero no queremos hacer deportes ni muchos menos comer sano ni largar los vicios dañinos. Y así ocurre en todos los ámbitos de la vida, creo que no debe haber persona que no quiera lo mejor para su vida olvidándonos del pequeño detalle de si nosotros tenemos autoridad para exigir ese tipo de regalos que da la vida. A veces somos tan privilegiados de tenerlos y no estamos a la altura de ellos, por ende no se los suele valorar como se merecen ya que la gran mayoría de las veces tenemos diamantes en casa y no lo sabíamos o como mucho actualmente aún no se han enterado.

Son increíbles las contradicciones constantes que solo el ser humano puede llegar a hacerse, tiene la capacidad de querer, aspirar, pretender, soñar etc con cosas que no son dificil de conseguir pero que, dudo que sea consciente, no hizo nada para obtenerlas, en otras palabras no le interesa pagar el precio de tener en su vida lo mejor.

¿Y esto porque ocurre? Según mi punto de vista, es porque en el fondo piensa mal de sí mismo, la falta de amor propio y que al final de cuentas se conforma con poco, con lo que hay, claro que esto viene como consecuencia de alguna carencia a nivel emocional, espiritual. Es decir, una persona por soledad le da igual ponerse en pareja con cualquier persona que muy probablemente no sea nada a lo que aspiraba en un principio, por soledad. No supo o no quiso esperar y mejorarse y con la excusa que tiene la gran mayoría de las personas “yo no se estar solo”. Lo mismo ocurre cuando pasan años y años en el mismo trabajo donde desde hace esa misma cantidad de años se quejan de él pero ahí están, decidieron no seguir estudiando o capacitarse para cambiar de empleo y ahí siguen con lo mismo, en el fondo es lo que piensan de sí mismos, continuar así para evitar el cambio y subir de nivel. Cuando una persona piensa bien de sí misma sabe que se merece lo mejor y que a su vez es consciente, si no está a la altura de lo que exige, en este momento, que solo sería pura ilusión pretenderlo, pero sí puede lograr obtenerlo si hace algo primero para ganarse eso a lo que tanto aspira. Esto va para trabajo, familia, relaciones etc.

Hasta parece un lío de palabras pero si se lee detenidamente y más de una vez si es necesario, se comprenderá sin ningún problema.

Yo recuerdo hace varios años, cuando me molestaba que la gente escribiese con errores de ortografía en redes social aunque yo usaba abreviaturas “inventadas” por nosotros mismos por comodidad ej: “xq” en vez de “porque”, y me empecé a dar cuenta que yo no tenía casi errores de ortografía pero de otra manera, yo también escribía mal y quería escribir bien, mejor dicho quería escribir perfecto y me dije, prefiero tomarme el tiempo y el trabajo de “escribir más pero de manera correcta, hasta que después se hace tal hábito que hasta te sientes extraño si escribes mal por comodidad y/o rapidez.

La búsqueda de la excelencia hace que uno indefectiblemente se sienta mejor, todo pasa a estar mejor. El pensar bien de uno mismo te convence que te mereces lo mejor pero tambien te obliga a que hagas lo mejor para con los demás. En un fantástico versiculo de la Biblia dice: “Todo lo que hagan, háganlo de buena gana, como si estuviéramos sirviendo al Señor Jesucristo y no a la gente” Colosenses 3:23

Este versiculo nos enseña que toda cosa (cualquiera sea) que hagamos lo hagamos como para Jesús, esto quiere decir que se lo merezcan o no, nosotros debemos seguir siendo excelentes, hacerlo como para Jesús. Si hubiésemos tenido el privilegio de hacer alguna cosa, por mínima que sea, a Jesús en persona, lo hariamos lo mejor posible, bueno eso nos pide, que hagamos todo con amor y excelencia y como consecuencia lo mejor para nosotros vendrá añadido.

Dios le bendiga.

Si está de acuerdo y quiere ver el poder de Dios sobre su vida, le invito a hacer esta oración de Fe.

¡Gracias Señor por abrir mis ojos y por hacerme libre. Jesús, hoy te recibo en mi corazón como único y suficiente salvador de mi vida. Reconozco que te necesito, que soy pecador y ahora me arrepiento y te pido perdón. Señor anota mi nombre en el libro de la vida y guarda a mi familia. Amen

“La Biblia es nuestro manual de instrucciones. Es medicina preventiva para nuestra vida”

Instagram personal haz click aqui:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.