PORQUE ADULTEZ NO ES LO MISMO QUE MADUREZ.

Si las mujeres supiéramos el poder que tenemos, muchas cosas de la vida menguarían, entre ellas, el tan detestado por las mismas mujeres, el machismo. Con esto no pretendo  librar a los hombres de su responsabilidad, esto es indiscutible pero hay que ser realistas  respecto a la situación que nos toca afrontar a la gran mayoría de las mujeres. Si lo pensamos un poco, nos daremos cuenta que esto es una cadena que solo nosotras podríamos cortar. La responsabilidad y el poder que tenemos las mujeres es mayor de la que nos imaginamos. Nuestra función principal, una vez que decidimos ser madres, es educar a los hijos y prepararlos para el mundo al cual nosotras mismas los hemos traído.

En este caso haré mas hincapié en los hombres ya que la imagen habla exclusivamente de ellos. Cabe aclarar que sexo masculino como indica el DNI nada tiene que ver con hombría, que según su significado es el “Conjunto de características y cualidades morales que se consideran propias de un hombre”. ¿Como cree usted que una persona puede llegar a tener estas características y cualidades si nadie se las inculca desde pequeño? Es ahí donde jugamos el papel mas importante en la vida de cualquier ser humano, es fundamental para ellos, es vital. Es ahí cuando esta en nuestras manos hacer de los  niños futuros hombres de bien.

Cada etapa tiene su tiempo y cada una de ellas debe ser respetada para que no queden pendientes en la vida de una persona, ya que quemar etapas trae consigo frustraciones a futuro que seguramente deberán cargar quienes acompañen a tal persona en la etapa de adultez.

Que mejor que lo que nos enseña la Biblia, para así tratar de reducir los errores, somos seres humanos y si o si fallamos pero buscar la posibilidad de minimizarlos es de sabios.

La educación puede salvarles la vida, no hablo solo de la educación escolar, que es nuestro deber brindársela y principalmente el derecho de los niños a acceder a ella, pero la que forma los cimientos inamovibles, esa educación que “probablemente” los librare de prisión, de vicios, de una mala vida, es la misma educación que los convertirá en hombres de bien, esa que le dará paz a usted cuando su niño ya se marche de casa, cuando el trabajo ya este realizado, es la educación que solo se brinda en el hogar, esa donde se siembra valores, principios que si o si se hace en la niñez, donde la tierra es fértil, donde se marca a los niños para toda la vida, ya sea para bien como para mal, por esto es tan importante lo que hacemos hoy con ellos.

Jueces 13:8 “Ah, Señor mío, yo te ruego […] que nos enseñes lo que hayamos de hacer con el niño que ha de nacer”. Nosotras debemos enseñar que las mujeres se respetan, que nada puede justificar cualquier maltrato hacia ellas, que no esta bien que se quede con el lápiz de su compañero, por el simple hecho de que no es suyo, que no da lo mismo tirar el papel al suelo, que el bullying puede llevar al suicidio a otra persona, que no todos le pueden caer bien pero que si o si todos merecen su respeto, que los animales sienten dolor si se los lastima, que como hombres en la adultez deben hacerse responsables de sus hijos, de que no hay que hacer a los demás lo que no nos gusta que nos hagan, de que el dinero se gana trabajando dignamente etc etc.

Otra enseñanza de la biblia: Proverbios 29:15  “El niño dejado a sus caprichos es vergüenza de su madre”. El que ama disciplina, corrige y enseña, con amor y firmeza.

3 Juan 1:4  “No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad”. Nada en la vida le hará tan feliz como que su hijo sea un persona de bien.

Proverbios 22:6 “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”. Enseñe a sus hijos las sagradas escrituras y sellara su corazón a fuego para toda la vida, su hijo se lo agradecerá.

Esto es para ya los mayores, porque adultez no es sinónimo de madurez, dice el Señor en Su palabra: “Hermanos, no sean niños en su modo de pensar. Sean niños en cuanto a la malicia, pero adultos en su modo de pensar”.  1 corintios 14:20

Dios le bendiga.

Si está de acuerdo y quiere ver el poder de Dios sobre su vida, le invito a hacer esta oración de Fe.

¡Gracias Señor por abrir mis ojos y por hacerme libre. Jesús, hoy te recibo en mi corazón como único y suficiente salvador de mi vida. Reconozco que te necesito, que soy pecador y ahora me arrepiento y te pido perdón. Señor anota mi nombre en el libro de la vida y guarda a mi familia. Amen

“La Biblia es nuestro manual de instrucciones. Es medicina preventiva para nuestra vida”

Ser Mejor facebook

Ser Mejor instagram

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.