Inyectaron vida en mi.

Muchas veces me pregunto porque la gente critica y hasta condena un cambio… un cambio de pensamiento, de comportamiento, de creencia, de vida.

Los que tenemos Fe, tenemos algo “extra” que los demás no tienen, tenemos esperanza y nos aferramos a ella para alivianar la carga… Esa carga que de todos modos vamos a llevar.

Cuando un delincuente que conoce a Dios y deja de delinquir, el alcoholico deja de beber, el golpeador deja de golpear, el adicto ya no consume más.

Esos son milagros, milagros que la gente no logra entender, justamente porque se trata de algo que los humanos no podemos hacer.

Yo respeto a quienes no creen en Jesus pero esta falta de creencia en unos no niega la transformación que hay en la vida de otros cuando Dios habló directamente con esta ellos.

Pueden negar la existencia de Dios, lo que no pueden negar es Su poder en mi y en otros que le dimos una oportunidad a Él de hacer algo cuando ya no había nada.

La gente pone más atención en la “nueva locura” del creyente y lo tildan de fanático, que le “lavaron la cabeza”, subestimando el intelecto de la gente, pero no ponen su atención en el extraordinario cambio, que es lo realmente importante.

Cambie su visión, no nivele para abajo, que la falta de entendimiento de lo nuevo, lo extraño no le impidan ver “el milagro”. Alégrese con los que después de años fracasos, de miserias lograron encontrar algo que le da paz, que le devolvió las ganas de vivir.

Ya deje de lado los tantos “porqué”, intenté tener ese “extra” que los creyentes tenemos.

Aunque le parezca extraño, la Fe, nos salvo cuando estábamos sobreviviendo y nos inyectó vida. La fe en Cristo transforma vidas, perdona lo imperdonable, sana el dolor más profundo que pueda existir. Resucita sueños, resucita lo que estaba muerto.

Esta vez el mensaje fue más espiritual, fue el mensaje de hoy para usted, por un motivo que yo desconozco usted lo está leyendo e intento desde lo más profundo de mi corazón hacerle saber que si por algún motivo usted no tenía esperanza, decirle que si hay esperanza en Cristo.

Rompamos las estructuras mentales de años, de costumbres, de tradiciones que no edifican y ciega. Que lo bueno pese más que todo lo demás.

Ya no critique, si necesita ayuda pídala, nivelemos para arriba, decidamos por un cambio e intentemos Ser Mejor.

Dios le bendiga

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.