No se termine convirtiendo en lo que hoy tanto detesta. (lea la reflexión completa)

A veces por distintos motivos estamos unidos a personas que realmente no quisiéramos estarlo… Lazos familiares, decisiones del pasado entre otras opciones nos obligan a tener un contacto, un vinculo con personas que están en guerra consigo mismas y los demás deben de cargar con esa cruz por años y años convirtiendo esa situación muy difícil de llevar.

Como bien dice la imagen “Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo”.

Muchas veces el comportamiento de otras personas condicionan el nuestro y es ahí donde esta nuestra principal lucha, ya que nosotros no tenemos el poder de cambiar a los demás pero si tenemos el poder de controlarnos y de cambiarnos a nosotros mismos. dice la Biblia en Efesios 4:26 “Si se enojan, no permitan que eso los haga pecar”.

Esto quiere decir que es normal y sano que nos enojemos, (como ya lo he dicho en otras oportunidades), ante las dificultades que nos generan innecesariamente los demás, lo que NO debemos hacer es pecar, es decir, no nos pongamos a la altura del otro, no maldigamos, no hagamos daño, no paguemos con la misma moneda porque es ahí cuando el “monstruo” gano la batalla, cuando logró que nos terminemos comportando con él.

  • Los momentos de la vida tienen un tiempo de duración, usted no estará ligado a la otra persona eternamente, sera un tiempo, largo o corto pero sera un tiempo y usted tiene que resistir en ese tiempo para no darle la victoria a su “monstruo”, no se termine convirtiendo en lo que hoy tanto detesta.

La gente herida es la que daña y nadie puede dar lo que no tiene, así lo intenten durará poco porque lo malo que hay dentro de uno termina sobresaliendo al tiempo, bien lo dice en Lucas 6:45: “El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca.

Lo mas importante de esto y el principal objetivo de esta reflexión es que al tener nuestra visión fija en el abismo por tanto tiempo no le demos permiso de que el vea dentro de usted, no desnudemos nuestro ser, ante nuestro adversario.

Proverbios 4.23 “Sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque este determina el rumbo de tu vida“.

Dios le bendiga.

Si está de acuerdo y quiere ver el poder de Dios sobre su vida, le invito a hacer esta oración de Fe.

¡Gracias Señor por abrir mis ojos y por hacerme libre. Jesús, hoy te recibo en mi corazón como único y suficiente salvador de mi vida. Reconozco que te necesito, que soy pecador y ahora me arrepiento y te pido perdón. Señor anota mi nombre en el libro de la vida y guarda a mi familia. Amen

“La Biblia es nuestro manual de instrucciones. Es medicina preventiva para nuestra vida”

Ser Mejor facebook

Ser Mejor instagram

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.