Nada es gratis, tampoco nada viene por el azar.

¿Que nos hizo creer que solo por existir tenemos el derecho de ser felices?, como si fuese una obligacion de los demas hacerle feliz se lo merezca usted o no. En realidad nadie nos debe nada, si no hay un buen comportamiento en nuestra vida para con los demás pueden pasar años y años y usted jamas sera feliz. Y esto es algo que lo tiene que entender así, porque para ser feliz si o si influyen indirectamente los demás, influyen todas las personas que se crucen a lo largo su vida para bien como para “mal”.

Como todo en esta vida nada es gratis y tampoco viene por el azar. La decisión de ser feliz la tenemos todos por igual pero esta decisión conlleva de un trabajo mental, el pensar es fundamental, en otras palabras se necesita de sabiduría.

Como siempre hablo cuando toco el tema de la felicidad, la siembra que usted haga con la gente que Dios pone en su camino por el motivo que sea, es lo que usted indefectiblemente cosechara y la cosecha no siempre viene de la misma persona que usted sembró o de la que piensa, las bendiciones vienen de distintas maneras que muchas veces no nos damos cuenta que tal “cosa” es una bendición y también es muy común que lleguen disfrazadas de problemas.

En ahí donde se implementa “el pensar”, el tener ese poder de controlar la mente no es para cualquiera, dominar la mente para así poder dejar el problema momentáneamente  de lado y ver la bendición o la oportunidad oculta en ella no es tarea fácil, por ese motivo es que la gente se ahoga en un vaso de agua, se rinde en plena guerra y le echa la culpa a la mala suerte. Pero lograr separar la frustración del momento de la situación con la presión de tener que buscar una solución pronto, es de gente muy sabia, aunque usted no vea la bendición, ese “problema” le obligara a subir de nivel y si se trata de lazos familiares, le obliga también a ser mejor.

Quienes no quieren pagar ese precio se ven condenados a no conocer la verdadera felicidad, a no sentirse realizados y siempre culpando a distintos factores que “incognitamente” influyeron para que a usted no le vaya del todo bien, cuando en realidad todo estaba en las decisiones que usted debió antes y debe seguir tomando para el futuro venidero, y lógicamente tienen que ser las correctas. Santiago 3.17: “En cambio, la sabiduría que desciende del cielo es ante todo pura, y además pacífica, bondadosa, dócil, llena de compasión y de buenos frutos, imparcial y sincera”.

y usted se preguntara como hacer para ser mas sabio, y como consecuencia tomar buenas decisiones. Le dejo la clave: “Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie”. Santiago 1.5 (Lea bien, A TODOS)

Dios le bendiga.

Si está de acuerdo y quiere ver el poder de Dios sobre su vida, le invito a hacer esta oración de Fe.

¡Gracias Señor por abrir mis ojos y por hacerme libre. Jesús, hoy te recibo en mi corazón como único y suficiente salvador de mi vida. Reconozco que te necesito, que soy pecador y ahora me arrepiento y te pido perdón. Señor anota mi nombre en el libro de la vida y guarda a mi familia. Amen

“La Biblia es nuestro manual de instrucciones. Es medicina preventiva para nuestra vida”

Ser Mejor facebook

Ser Mejor instagram

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.