La mentira.

Puede parecer un pensamiento ingenuo pero leer esta imagen, me hizo recordar que la mentira existe. Que sí, que hay gente que miente… Desde luego que me cuenta comprender tal comportamiento al no encontrar ni un solo punto a favor. Primero porque pienso que no es necesario mentir y luego por el agotador trabajo mental que lleva sostener una mentira.

No es un buen negocio, ya que tarde o temprano quien miente, pierde. Desde esposo/a, trabajos, hijos, amistades, dinero etc como cosas intangibles, credibilidad, honor, respeto entre otras cosas pero sobre todo, la bendita Paz.

Como siempre digo, se paga un alto precio por hacer las cosas mal. Estos escritos jamás serán de condenación, ni nada que se le parezca, al contrario, es con amor hacia usted. No estamos para hurgar en la herida, ni para darle con un palo, sino para enseñar que se puede ser libre de esta atadura y de todo lo malo, buscando a Dios, como dice en Su palabra “conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.

Según la revista “Muy Interesante” 8 de cada 10 españoles confiesan padecer de estrés, que origina graves trastornos, de cáncer a depresión. -Por si no lo sabía, la mentira estresa.

¿En algún momento se puso a pensar en la “inversión” que lleva decir y sostener una mentira? Desde que nace en su corazón, se desarrolla en su mente hasta que sale de su boca y ahí, ya no hay retorno. Normalmente son utilizadas para evadir problemas, librarse de responsabilidades, conseguir algo que desea y hasta auto engañarse. Supongo que habrán más motivos pero estoy segura que ninguno es válido. No importa el “nivel o grado” de este comportamiento que usted tenga pero de todos los puede librar el Señor.

La Biblia entre otros tantos versículos dice: ¿Quien es el hombre que desea vida y que desea muchos días para ver el bien? Guarda tu lengua del mal, y tus labios de hablar engaño. Salmos 34:12-13

Usted sea VERDAD ¿Usted quiere que le vaya bien? En su vida, en su salud, en su alma. Tiene que empezar a sacar todo lo que le maldice, en este caso a usted y a quienes le rodean. No estoy diciendo que sea fácil, tampoco que haya magia, pero no es imposible si usted se decide.

El estrés que causa, pronunciar la mentira, sostenerla y recordarla, roba la paz, inconscientemente se hizo esclavo de sus palabras cuando volvió a decir algo que no es cierto. Al principio parece “beneficioso” pero tarde o temprano uno cosecha lo que siembra.

Empecemos a asumir la responsabilidad de nuestros actos, recupere la grandeza, la confianza de quienes le oyen. Recupere las fuerzas. Decídase por ser libre de la mentira. Busque ayuda de un especialista si lo necesita. Pero no deje se buscar al mejor médico de lo imposible, Jesús de Nazaret.

«Yo soy el Señor , Dios de toda la humanidad. ¿Hay algo imposible para mí? Jeremías 32:27

El hombre es dueño de lo calla pero esclavo de lo que dice.

Ser Mejor.

La Biblia nuestro manual de instrucciones. Medicina preventiva para nuestra vida.

Dios le bendiga.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.