La carrera empezó y ya no hay marcha atrás.

Cuando se habla de injusticia no siempre es la judicial, la que se trata en juzgados, donde personas totalmente desconocidas deciden, lo que nosotros por ese eterno desacuerdo, no podemos decidir, por mas adultos que seamos. Y esto pasa cuando se le ha declarado una guerra, al rival equivocado.

La injusticia más cruel es la que un padre o una madre dice o hace contra el otro progenitor, por el solo hecho de tener diferencias entre sí. Llegando al punto de olvidarse que a quienes más afectarán será a ese pequeño ser, que según ustedes, más aman.

Muchos se olvidan que hemos sido nosotros mismos quienes hemos elegido al padre/madre de nuestros hijos, que los niños no eligen a sus padres, fuimos nosotros, los adultos. Por mas que usted pelee permanentemente con su ex, verbal, física y hasta judicialmente, jamas, entienda bien, jamas usted logrará sacarle del corazón, el amor que ese niño tiene hacia su padre o a su madre por más “inmerecido” que usted crea que este sea. Usted puede hacer todos esfuerzos, todos los que quiera, que lo único que conseguirá es dañar el corazón de su hijo, llenarlo de rencor y dolor para siempre. Por el simple hecho que, de quien antes estaba enamorada ya no lo está, a quien antes amaba, ya no ama más…

Toda persona que sabe amar se sacrifica por el ser amado, en este caso, estamos hablando de su propio hijo, puede tener mucha rabia por distintos motivos, seguramente que justificables hacia su ex, pero jamas impida el contacto, jamas le hable mal del otro. ¡NO LO HAGA! simplemente por amor a su hijo. Lea detenidamente lo que dice la Biblia, respecto al sentimiento que nunca dejara de existir, que es el amor hacia un hijo. Dice en 1 Corintios 13: 4-7 El que ama tiene paciencia en todo, y siempre es amable. El que ama no es envidioso, ni se cree más que nadie. No es orgulloso. No es grosero ni egoísta. No se enoja por cualquier cosa. No se pasa la vida recordando lo malo que otros le han hecho. No aplaude a los malvados, sino a los que hablan con la verdad. El que ama es capaz de aguantarlo todo, de creerlo todo, de esperarlo todo, de soportarlo todo”.

Casi todas las personas han sido dañadas directa o indirectamente, por sus propios padres, moral, física o verbalmente. A esto lo he observado, en este diario andar con Jesús desde hace algunos años, realmente me ha impactado ver como los heridos, hieren a otros y principalmente a quienes mas aman. Esto no es casualidad, ya que son cadenas no visibles a nuestros ojos naturales, pero que están ahí, sino mire sus generaciones pasadas, su historia y lo que esta haciendo actualmente con el corazón de sus niños. Si usted lastima a su hijo que dice ser a quien mas ama, imagino que se dará cuenta que principalmente quien debe sanar es usted, para que, como consecuencia usted pueda bendecir la vida de sus hijos y solo así poder criar niños sanos y niños sanos serán adultos de bien y solo así, cuando llegue su vejez, usted podrá morir en paz.

¿Nunca se puso a pensar que uniéndose con su ex para educar con disciplina y amor a sus hijos era lo mas sabio que ambos podían hacer? No todo es el dinero, hay un compromiso que asumieron los dos cuando decidieron traer seres humanos al mundo. Los dos unidos por el único fin y sus hijos se lo agradecerán toda la vida.

Cuando hablo de unirse con su ex, le aclaro que no me refiero a reconciliación, sino a estrategia, los hijos no se crían solo con alimentos y una foto expresando su amor en redes sociales, se necesita de sabiduría para renunciar nosotros a cosas por ellos, a disciplina para que les vaya bien en la vida y estrategias para arrebatárselo a los vicios, a lo malo que ofrece el mundo. Sea listo que la carrera ya empezó y no hay marcha atrás.

Dios le bendiga.

Si está de acuerdo y quiere ver el poder de Dios sobre su vida, le invito a hacer esta oración de Fe.

¡Gracias Señor por abrir mis ojos y por hacerme libre. Jesús, hoy te recibo en mi corazón como único y suficiente salvador de mi vida. Reconozco que te necesito, que soy pecador y ahora me arrepiento y te pido perdón. Señor anota mi nombre en el libro de la vida y guarda a mi familia. Amen!

“La Biblia es nuestro manual de instrucciones. Es medicina preventiva para nuestra vida”

Ser Mejor facebook

Ser Mejor instagram

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.