HAY AMIGOS QUE SON COMO UN HERMANO. (Lea la reflexión completa)

Cuando me detengo a pensar respecto a los amigos que la vida me ha dado, me es inevitable sonreír al pensar que he sido una persona muy bendecida. Realmente qué regalo invaluable de parte del cielo son esas personas que no tienen ningún vinculo sanguíneo con nosotros, no tienen ninguna obligación para con nosotros pero simplemente están en nuestras vidas porque así lo decidieron a pesar de conocer también nuestras peores versiones. Eso sí que es una honra.

Dice la Biblia en proverbios 18.24 Con ciertos amigos, no hay falta de enemigos,
pero hay otros amigos que valen más que un hermano.” Esos amigos que en realidad no lo son, han sido de una necesaria y eficaz lección de vida para uno. Nunca se pierde cuando se entiende correctamente el mensaje que hay detrás de cada circunstancia, hay una enseñanza muy importante que nos obliga a madurar, a abrir más los ojos, a aprender que no todo el mundo responderá tal vez como esperamos nosotros o como tal vez lo haríamos nosotros, esto no los convierte en enemigos, ni en malas personas, ya que pienso que para ellos debe ser los mismos solo que a la inversa, y tambien tendran razon. No eran ellos quienes debían seguir caminando con nosotros, ni nosotros con ellos, teníamos marcado distintos rumbos.

Si es verdad que la ingratitud es un pesar muy habitual, las personas creemos que no vamos a volver a necesitar del otro, de un amigo. Pero también es verdad que muchas veces se equivocan y desearían regresar y al reves tambien, y yo creo que si hay un verdadero arrepentimiento… es sano dar segundas oportunidades, todos nos equivocamos en la vida, a veces creemos que estamos haciendo lo correcto según el criterio de cada uno y con el tiempo nos damos cuenta que hemos errado. Pero no nos olvidemos que es de humanos errar y que hoy es su ex amigo/a, mañana usted también puede ser el errado y creo que también le gustaría que le den una oportunidad.

La imagen muestra realmente las cercanías de las personas dependiendo de sus virtudes y defectos, muy marcada la diferencia de relaciones cuando se trata de conveniencia a cuando se trata de cariño. Es invaluable ver que una persona se alegra de verte, que cuando uno necesita puede contar con personas que desinteresadamente están ahí para darle una mano. Yo creo que debemos valorar más a los amigos, ellos están con nosotros porque así lo eligieron y eso es digno de honra.

En cambio que triste es para quien no los tiene por preferir no arreglar diferencias, por dinero, por pensar distinto, por estructuras mentales, por creer que unos valen más que otros o por conveniencia. Que vacío es el corazón de la gente que prefirió no devolver el dinero que le prestaron para ayudarle y optó por perder esa amistad, que poca ilusión por la vida es quien traiciona ya sea con la pareja, con dinero, o con lo que se le ocurra.

Una de las tantas cosas que agradezco a Dios es por mis amistades de toda la vida, por las que solo estuvieron un tiempo específico y que hoy no están por distintos motivos pero aprecio y recuerdo con mucho cariño, por las amistades que aún están y que bendicen mi vida y por las que vendrán. Brindo por todos ello/as

Seamos más agradecidos con Dios por darnos la posibilidad de tener amigos ya que somos privilegiados de no tener cómplices, ni socios, ni víctimas, tenemos amigos. Demos gracias a ellos que nos aceptan con todas nuestras miserias y así mismo se quedaron, honremos sus vidas bendiciendolos con lealtad.

Dios le bendiga.

Si está de acuerdo y quiere ver el poder de Dios sobre su vida, le invito a hacer esta oración de Fe.

¡Gracias Señor por abrir mis ojos y por hacerme libre. Jesús, hoy te recibo en mi corazón como único y suficiente salvador de mi vida. Reconozco que te necesito, que soy pecador y ahora me arrepiento y te pido perdón. Señor anota mi nombre en el libro de la vida y guarda a mi familia. Amen

“La Biblia es nuestro manual de instrucciones. Es medicina preventiva para nuestra vida”

Instagram personal haz click aqui:

 

Un comentario en “HAY AMIGOS QUE SON COMO UN HERMANO. (Lea la reflexión completa)”

  1. Mis amigos no me llaman. He llegado a pensar que ellos no me consideran un buen amigo, pero también pienso que ellos con respecto a mí no son mejores que yo. Porque me consta que son buenas personas y nunca he oído hablar mal de ninguno de ellos, supongo que el problema soy yo, pero cuando has estado cinco años pasándote casi todo el día en la cama, mal, deprimió, y ves que ninguno de tus amigos ha tenido la delicadeza de venir a verte, o simplemente hacer una llamada para preguntar cómo estás, en ese preciso momento te das cuenta de que ellos no son mejores amigos que tú, y eso muy en el fondo alivia, porque dejas de pensar en lo que has hecho mal para que ellos no se interesen por ti.
    Un saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.