¿Eso es todo lo que tienes para ofrecer?

Engañoso es el encanto y pasajera es la belleza. Nos enseña la Biblia.

La belleza física se ha corrompido a tal punto de creer que belleza con valores y educación no son compatibles.

En qué momento se a distorsionado tanto que a las personas realmente no le interesa ser una persona respetada, amada por su buen corazón, sus buenas acciones sino ser solo una persona deseada.

Solo eso parece importar y los demás nos quedamos esperando… ¿eso es todo lo que tienes para ofrecer?

Si vamos al fondo de este comportamiento claro está que hay un problema de baja estima, (lo mismo pasa con el otro extremo, que se abandonan físicamente) esto se debe a la gran falta de estima en estas personas, que llenan su falta de amor propio con una “grata apariencia”. Y con esto no quiero decir que la gente no haga deporte, no se cuide, nada de eso, al contrario, es una muy buena señal el querer estar bien, sano físicamente, el querer arreglarse, es agradable y necesario para nuestra estima. Pero una cosa no quita la otra. Cuando ya no hay un equilibrio en algo, es cuando deja de ser bueno.

Que una persona invierta tanto tiempo en gimnasios, centros de estética etc y que crea que eso era todo, es porque no entendió mucho de la vida.

Dice la Biblia: No te dejes impresionar por su apariencia ni por su estatura, pues yo los he rechazado. La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón. 1 Samuel 16:7

Y esto no es un refrán de un “feo” que anda por ahí… ¡Lo dice la palabra De Dios!

Todo tiene que tener un equilibrio. En el versículo lo dice claramente “que los ha rechazado” porque se fijo en el corazón y seguramente no era agradable ante sus ojos.

Si Dios ha sido generoso contigo dándote belleza ¿porque te olvidas del corazón? ¿De las buenas actitudes para con los demás? ¿Te olvidas de ser alguien que deje una huella en esta tierra? No te olvides que puedes ser una herramienta para bendecir la vida de alguien. Hagamos que valga la pena nuestro paso por esta vida.

“Y Dios creo al ser humano a su imagen; lo creo a imagen De Dios. Hombre y mujer los creo” Génesis 1:27

No hay nada más placentero que ver una persona con una estima sana, que se ama, se cuida, se arregla pero que se valora como lo que es. Un ser único e irrepetible.

Jesús murió en la cruz por los bellos y los no tan bellos, por Los buenos y los muy malos pero solo los que creímos que Jesús dio su vida por amor a nosotros, somos los que logramos tener una estima sana y equilibrada. Una vida digna de ser vivida. Una vida no de falsas apariencias de perfección, una vida con paz y felicidad.

Ser Mejor.

Dios le bendiga

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.