Es necesario que así suceda. Sea bueno o malo, es necesario.

Las personas por naturaleza somos bastantes difíciles de aprender, ya que estamos convencidos y defendemos lo que creemos con uñas y dientes, y eso es extraordinario. El inconveniente es cuando lo que defendemos no es lo verdadero, no es la realidad y no es lo mejor para nosotros.

Desde que razonamos hemos recibido miles “señales”, demostraciones de amor, advertencias por medio de personas o de situaciones a lo largo de nuestra vida de parte de Dios, pero hemos hecho caso omiso, ya que hacíamos lo que nos parecía bien.

En una parte de la Biblia, Dios no dice: “Con cuerdas humanas los atraje, con cuerdas de amor; (…) pero no te diste cuenta de todos estos cuidados”. Oseas 11:4

Esto quiere decir que Dios ha tenido cuidado de nosotros siempre, que nos ha llamado con lazos de amor desde hace mucho pero no hemos oído ni entendido esta señal.

Lo bueno de darse la cabeza contra la pared es que en la Biblia, el Señor nos enseña que “Esto es motivo de gran alegría, a pesar de que hasta ahora han tenido que sufrir diversas pruebas por un tiempo. El oro, aunque *perecedero, se prueba con fuego. Así también la Fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, al ser afirmada su solidez por las pruebas demostrará que es digna de aprobación, Gloria y honor cuando Jesucristo se revele“. 1 Pedro 1:6-7

*Perecedero: Que tiene duración limitada, está destinado a perecer, perder su utilidad o validez, o estropearse en un determinado plazo de tiempo.

Algunos no entenderán mucho los versículos pero al leerlos detenidamente tiene su lógica. Es simplemente de prevención a nuestro razonamiento, que más de una vez, aunque nos cueste aceptarlo, nos jugara en contra.

Lea esto de parte de ¿psicólogo? ¿Psiquiatra? ¿Madre? ¿Mejor amigo? ¿Pareja? ¡NO! de parte de quien no se equivoca jamás, de parte de Dios y te dice: “Yo te instruiré, yo te mostraré el camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti” Salmos 32:8

Ningún ser humano tiene la potestad para hacernos una promesa semejante. Nadie puede hacerlo por más que nos amen, no pueden hacerlo, porque son seres limitados, nos equivocamos y no tenemos el control absoluto de la vida como solo Dios lo tiene.

Por último le dejo este versículo para pensar y reflexionar.

“Así que no nos fijamos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno”. 2 corintios 4:18

Todo es necesario que así suceda. Sea bueno o malo, es necesario.

Dios le bendiga.

Si está de acuerdo y quiere ver el poder de Dios sobre su vida, le invito a hacer esta oración de Fe.

¡Gracias Señor por abrir mis ojos y por hacerme libre. Jesús, hoy te recibo en mi corazón como único y suficiente salvador de mi vida. Reconozco que te necesito, que soy pecador y ahora me arrepiento y te pido perdón. Señor anota mi nombre en el libro de la vida y guarda a mi familia. Amen!

“La Biblia es nuestro manual de instrucciones. Es medicina preventiva para nuestra vida”

Ser Mejor facebook

Ser Mejor instagram

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.