El envidioso inventa la injuria, el chismoso la expande y el ignorante la cree. (Lea la reflexión completa)

Que divertido momento fue cuando nos contaron las cosas que se decían de esa persona, cuando vimos su vestimenta, cuando observamos su comportamiento y hasta cuando le escuchamos hablar, algunas veces nos reímos mucho otras en cambio nos horrorizámos…  Somos tan listos que eso basto para que nosotros hayamos sacado conclusiones con toda exactitud, claro esta… La información que nos ha llegado ha sido muy buena y suficiente para saber nosotros quien es ese alguien, ya sabemos cómo piensa, que siente, que y porque hizo lo que hizo, porque hace lo que hace y por supuesto que ya sabemos que hará también, en otras palabras la radiografía de la vida de esta persona ya esta hecha, por supuesto que positiva no va a ser, ya que me estaría descalificando a mi, mucho menos edificante porque esto podría hacer que sea mejor que yo (algo que no me conviene). Tenemos esa habilidad para sacar conclusiones con mucha rapidez, podemos con pocos indicios saber si alguien es buena o mala persona, y por supuesto que nos jactamos de ello porque es un “don”. Lo que pienso, sospecho y observo sumado a la info que me llego, afirma mi pensamiento, porque ¡Cuando yo presiento algo no me equivoco!.

De todos modos, lo que digamos y hagamos hacia esta persona, nada le afectara, por dos motivos, siempre intentaremos hablar a espaldas de ella y si se llegase a enterar, lo que decimos, es “la verdad” asi que no se haga la ofendida.

Esto suele pasar normalmente con gente que ni siquiera esta enterada que esta tan presente en la nuestras mentes, que tal vez sepa que existimos o no pero en estos casos es lo de menos, nos ha llegado la información que imaginábamos y ya tenemos los motivos necesarios para que cerremos puertas, apuntemos con un dedo, dejar de hablarle y si tiene derechos y si es merecedora de ellos, por supuesto que jamas hemos hecho ni una sola pregunta si es cierto lo que nos han dicho o no, tampoco le hemos escuchado su testimonio, su vida pasada, sus problemas actuales etc y no le hemos brindado ninguna posibilidad de defensa ya que jamas le hemos ido de frente.

Un resumen: El envidioso inventa la *injuria, el chismoso la expande y el ignorante la cree.

*injuria: Hecho o insulto que ofende a una persona por atentar contra su dignidad, honor, credibilidad, etc., especialmente cuando es injusto.

Dice la Biblia en proverbios 11:9 “El hipócrita con la boca daña a su prójimo, pero a la gente honrada la salva la sabiduría”. 

A usted, a mi, que nos encanta prejuzgar; Dios nos trata de hipócritas y dañinos. Que este concepto de uno lo tenga algun fulano es dentro de todo aceptable pero que eso te lo diga ¡Dios!…

“El que es malvado y chismoso provoca peleas y causa divisiones”. Proverbios 16:28 Esto es lo que causa el chisme.

ahora va uno de los tanto mandatos de Dios: “No des informes falsos, ni te hagas cómplice del malvado para ser testigo en favor de una injusticia”. Éxodo 23.1 en otras palabras: NO HABLE MAL DE NADIE, NO INVENTE NADA DE NADIE, NO DIGA LO QUE NO VIO, NO HABLE DE LO QUE NO SEPA, PÓNGASE EN EL LUGAR DE QUIEN QUIERE DESPELLEJAR.  RESPETE A SU PRÓJIMO, ¡RESPETE!.

Porque las consecuencias de hacer lo malo se pagan aquí en vida. Dice el Señor: “Destruiré al que en secreto *calumnia a su prójimo; no toleraré al de ojos altaneros y de corazón arrogante”. Salmos 101.5

*Calumnia: Acusación falsa hecha contra alguien con la intención de causarle daño o de perjudicarle.

Otras versiones: – “Le pediré que se calle al que hable mal a espaldas de otro. No me siento a comer con el de mirada altanera y que se cree mejor que los demás”.

“Destruiré al que con malicia deshonre a su prójimo; no toleraré a los de mirada altanera y vanidosa”.

Y no se justifique, porque lo malo es malo y el Señor dice que DESTRUIRA a quien lo haga.

Dios le bendiga.

Si está de acuerdo y quiere ver el poder de Dios sobre su vida, le invito a hacer esta oración de Fe.

¡Gracias Señor por abrir mis ojos y por hacerme libre. Jesús, hoy te recibo en mi corazón como único y suficiente salvador de mi vida. Reconozco que te necesito, que soy pecador y ahora me arrepiento y te pido perdón. Señor anota mi nombre en el libro de la vida y guarda a mi familia. Amen

“La Biblia es nuestro manual de instrucciones. Es medicina preventiva para nuestra vida”

Ser Mejor facebook

Ser Mejor instagram

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.