Conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.

La esclavitud física es la más “fácil” de librarse, ya sea escapando o cuando la condena ya se cumplió… (Sepa interpretar)

La esclavitud mental tal vez, con educación, leyendo buenos libros, cambiando de amistades puede revertirse.

Pero ¿la espiritual?, esa de la cual no hay estudios, no hay tiempos, no hay escapes, no hay leyes que te libren de ella más que un trato directo de Dios a nuestro corazón, a nuestra alma, a nuestro espíritu. Un trato tajante que marca un antes y un después en nuestras vidas.

Esa libertad que una vez experimentada, logramos razonar que hemos sido esclavos sin haber tenido rejas de por medio ni cadenas en nuestras manos por años, sin habernos enterado y por la cual se lucha por no perderla nunca más.

“El Señor (Jesús) es el Espíritu; y, donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad” 2 Corintios 3:17

Esto nos demuestra que no hay nada ni nadie más que pueda libertar a una persona de la esclavitud espiritual. Hay muchas religiones, hay muchos que prometen y prometen pero nada cambia. La herida está ahí como siempre, la culpa te sigue persiguiendo, el rencor sigue arraigado en el corazón y así cada una de nuestras ataduras espirituales que condenan a una persona a la esclavitud eterna y como consecuencia a una vida sin ganas de ser vivida.

Jesús no es religión, así la gente por años nos haya enseñado que si, no lo es, porque es justamente la religión, las tradiciones, las estructuras mentales y la incredulidad lo que nos ata, y Jesús liberta, El no se contradice.

Dice Dios en su Palabra “Así que si el Hijo (Jesús) los libera, ustedes serán VERDADERAMENTE libres”. Juan 8:36

Y quien lea esto puede poner en dudas mis palabras, es su derecho, lo que no puede es negar es el poder de Dios en mi vida, es el cumplimiento de su palabra, en el testimonio de mucha gente que sus vidas fueron transformadas, lea bien, TRANSFORMADAS.

Porque aunque usted crea o no, Dios seguira siendo Dios y seguirá transformando vidas.

“Muchas son las angustias del justo, pero el Señor lo librara de TODAS ellas” Salmos 119:45 No dijo algunas, dijo todas.

Y por último les dejo esta promesa.

Jesús se dirigió entonces a los que habían creído en Él, y les dijo:– Si se mantienen fieles a mis enseñanzas, serán realmente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres. Juan 8:31-32.

Esta es para mi una de las promesas más libertadoras que existen.

Estas promesas son para todos los que creen, también para los que piensan que son perfectos. El Señor nos recibe con todas nuestras miserias, no se sienta indigno, no estamos para condenar. No hay nada que Dios no pueda perdonar.

Recuerde que la Iglesia de Cristo es un hospital de almas. Y estamos para servirles.

“Pero, busquen primero el Reino de Dios y Su justicia y TODAS estas cosas, serán añadidas”. Mateo 6:33

Ser Mejor.

La Biblia nuestro manual de instrucciones, medicina preventiva para nuestras vidas.

Dios le bendiga.

2 opiniones en “Conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.