No es el problema, es su actitud ante el problema.

¿Se dan cuenta que somos nosotros mismos quienes nos dañamos, quienes nos perjudicamos física y psíquicamente?. ¿Y que depende de nosotros mismos terminar con esta auto destrucción? ¿Si empezamos a dejar las cargas a los pies de Cristo? “Vengan a mí todos los que están cansados y cargados, y yo los haré descansar”. Mateo 11:28

¿Y si seguimos siendo justos por más que no lo sean con nosotros? “Digan a lo justos que les irá bien. Porque del fruto de sus manos comerán” Isaías 3:10

¿Y si cambiamos nuestra manera de pensar? “Y que sean renovados en el espíritu de su mente” Efesios 4:23

¿Y si decidimos empezar a dialogar educadamente de una buena vez? “La respuesta amable calma el enojo, pero la agresiva echa leña al fuego” proverbios 15:1

¿Y si empezamos a restarle importancia a lo que escapa de nuestras manos? “Cuida tu corazón más que otra cosa, porque él es la fuente de vida” proverbios 4:23

Es normal enojarse por ciertas cosas pero ¿si déjamos de extenderlo, de renegar por días, meses e incluso años y buscamos la pronta solución si es que está a nuestro alcance? “Enójense, pero no pequen” Efesios 4:26

¿Y si decidimos amar sin esperar nada a cambio? “Este mandamiento nuevo les doy; que se amen los unos a los otros. Así como yo he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros” Juan 13:34 (reiterativo Dios porque sabe que somos duros de entender en estas cosas)

El amor sana, el amor perdona, el amor no se rinde, (1 corintios 13) el amor es el “arma” más poderosa que existe para darle sentido a la vida. “Porque de tal manera amo Dios al mundo, que dio a su hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, más tenga vida eterna. Juan 3:16

Decidamos ser feliz. Siganos en nuestra pagina de facebook Ser mejor.

Dios le bendiga.

Imagen compartida por una fantástica página de educación financiera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.